Biblioteca de aprendizaje médico

Última actualización: 2020-08-14

Primeros Auxilios en Caso de Intento de Suicidio

Primeros Auxilios en Caso de Intento de Suicidio

Suicide prevention

© Staff Sgt. Natasha Stannard / Joint Base Langley-Eustis / CC-BY-SA-3.0

El suicidio afecta a todas las edades, grupos raciales, étnicos y religiosos; y en todas las partes del país. Es una de las principales causas de muerte en los Estados Unidos.

A medida que aumentan las lesiones autoinfligidas, también aumenta la importancia de prepararse para atender a alguien que ha intentado suicidarse. Como proveedor de primeros auxilios, usted tiene un papel vital en la atención de las necesidades médicas inmediatas. También puede proporcionar claridad y apoyo a la víctima y a otras personas en la escena.

En 2017, las armas de fuego eran el método más común de muerte por suicidio, y representaban poco más de la mitad de todas las muertes por suicidio. Los siguientes métodos más comunes fueron la asfixia, con un 27,72 por ciento, y el envenenamiento, con un 13,89 por ciento.

Las recomendaciones de primeros auxilios mostradas a continuación son para cada uno de los métodos más comunes de intento de suicidio. Cada caso es único, y es esencial adaptar su atención y apoyo a las necesidades de esa persona.

Lo más importante es garantizar la seguridad de todos los presentes y atender cualquier necesidad médica grave.

Primeros auxilios para heridas por arma de fuego

Una herida de bala autoinfligida (SIGW por sus siglas en inglés) - o cualquier herida de bala - en la cabeza se correlaciona con una discapacidad grave y una alta tasa de mortalidad. Hay una mayor probabilidad de muerte causada por las SIGW en comparación con las víctimas heridas de bala que se producen en un asalto o por accidente.

Aunque la cabeza es la región del cuerpo más comúnmente lesionada durante un intento de suicidio, a continuación, se proporciona una guía general sobre cómo abordar una herida de bala en cualquier zona del cuerpo.

Primeros auxilios en caso de ahorcamiento o asfixia

Los suicidios por asfixia, tanto autoadministrados como asistidos -proceso de privación de oxígeno que da lugar a la pérdida del conocimiento o a la muerte- pueden realizarse por varios métodos. El uso de una bolsa de plástico, o bolsa de suicidio, que suele contener un flujo con un gas inerte como el nitrógeno o el helio.

Los suicidios en los que se utiliza una bolsa de plástico con helio se registraron por primera vez en los años 90. Desde la década de 2000, las guías sobre cómo utilizar este método se han difundido en Internet, en forma impresa y en video; y la frecuencia de los suicidios por esta técnica ha aumentado.

La asfixia también está presente en el ahorcamiento y el estrangulamiento. Tanto el ahorcamiento como el estrangulamiento pueden obstruir el flujo sanguíneo hacia y desde el cerebro, así como bloquear el flujo de aire hacia y desde los pulmones.

¿Cómo reconocer la asfixia?

¿Qué hacer en caso de Asfixia?

Primeros auxilios en caso de sobredosis o envenenamiento

La intoxicación se debe a la ingestión, inhalación, contacto o inyección de diversos productos químicos, drogas, gases o venenos. Tanto el suicidio como las sobredosis involuntarias de drogas matan a los adultos al doble de la tasa actual que hace dos décadas, y los opioides son un factor clave que contribuye a este aumento. Los puntos siguientes se centran en el uso de drogas como intento de suicidio.

Cuando se sospecha de una sobredosis por drogas, es posible que no se sepa qué droga estaba tomando la persona. A menudo, la víctima estará inconsciente o no será plenamente consciente de su entorno. Por ello, es imperativo reconocer los signos generales de una sobredosis por drogas y qué hacer en materia de primeros auxilios en la mayoría de las situaciones.

¿Cómo reconocer una sobredosis?

Qué hacer en caso de sobredosis

Qué no hacer en caso de sobredosis

Primeros auxilios en caso de sobredosis con opioides

Entre los ejemplos de opioides figuran la morfina, la codeína, la oxicodona, la oxicodona con paracetamol y la hidrocodona con paracetamol. Dado que éstos afectan a la región del cerebro que controla la respiración, al presentar niveles demasiado elevados de opioides en la sangre las respiraciones disminuyen considerablemente, lo que podría causar la muerte.

En el caso de víctimas con una sobredosis de opioides sospechada o conocida que tienen un pulso definido pero presentan una respiración anormal o sólo jadean (paro respiratorio), además de proporcionar la atención estándar, es importante que los rescatistas capacitados -incluidos los proveedores de primeros auxilios, los que no son profesionales de la salud o los proveedores de SVB- administren Narcan® (naloxona) por vía intramuscular o intranasal a las víctimas con una emergencia respiratoria asociada a estos agentes.

En caso de que la víctima no presente pulso, tenga un pulso lento o débil no detectado deberá tratarse como una víctima de paro cardíaco.

La reanimación estándar debe tener prioridad sobre la administración de naloxona, centrándose en la reanimación cardiopulmonar de alta calidad. Puede administrar naloxona, especialmente cuando se sospecha una sobredosis de opioides, basándose en la posibilidad de que la víctima se encuentre en paro respiratorio, no cardíaco.

Algoritmo de urgencias en adultos en caso de sobredosis por opioides

Primeros auxilios en caso de conductas autolesivas

Debido a que la autolesión implica una lesión física, podría parecer que la autolesión y el suicidio están directamente relacionados. Por ejemplo, es común pensar que cortarse la muñeca puede ser un gesto suicida que indica que la persona desea cortarse las venas o arterias para morir.

La autolesión puede indicar varias cosas diferentes. Muchas personas que practican la realizan pueden no tener la intención de suicidarse e incluso pueden considerarla como una forma de evitar el suicidio. Es fundamental tener en cuenta que con el patrón de autolesión que se produce durante semanas, meses o años, la persona puede correr el riesgo de suicidarse.

Esto es lo que debe hacer si se presenta bajo una situación de autolesión:

Si conoce a alguien en crisis:

Llame a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio (NSPL por sus siglas en inglés) al 1-800-273-TALK (8255), 24 horas al día, 7 días a la semana. El servicio está disponible para todos. Las personas sordas o con problemas de audición pueden comunicarse con la línea de vida por TTY al 1-800-799-4889. Todas las llamadas son confidenciales.

Línea directa del Centro de Servicio a Víctimas de Delitos del Estado de Washington: 888.288.9221

Contacte directamente con los medios de comunicación social si le preocupan los estados que algún amigo comparta en redes sociales o marque al 911 en caso de emergencia.

Aprenda más en el sitio web de la NSPL. Puede enviar sms o texto como otro recurso disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Envíe el texto “HOME” al 741741.

Ultima revisión y actualización por el Aug 14, 2020

Es médica general y trabaja en un laboratorio de virología e inmunovirología, buscando la respuesta arboviral en modelos celulares.

¿Te resultó útil este artículo