Biblioteca de aprendizaje médico

Última actualización: 2020-05-24

Guía de SVCA sobre el sistema respiratorio humano

Guía de SVCA sobre el sistema respiratorio humano

El sistema respiratorio se encarga de suministrar oxígeno a los diferentes órganos y tejidos del cuerpo humano.

Está formado por la nariz, la boca, la tráquea que en conjunto funcionan como vía aérea, un par de pulmones y el diafragma. Este artículo discutirá más a fondo la anatomía del sistema respiratorio y cómo se lleva a cabo la respiración.

Sobre el sistema respiratorio humano

Cada célula del cuerpo necesita oxígeno para realizar sus funciones esenciales. El sistema respiratorio suministra oxígeno a todo el cuerpo a través del sistema circulatorio. Al inhalar, la sangre absorbe y distribuye el oxígeno por todo su cuerpo. En promedio, se realizan 13 respiraciones por minuto. Existen 4 características esenciales para que el sistema circulatorio funcione:

  1. La superficie de las mucosas debe estar húmeda.

  2. La superficie debe tener paredes finas para que la difusión se realice rápidamente.

  3. Debe de haber una fuente de oxígeno.

  4. Las superficies del aparato respiratorio deben de estar en contacto con el sistema de transporte de oxígeno.

Partes y Funciones Del Sistema Respiratorio Humano

El sistema respiratorio humano se divide en las vías respiratorias superiores e inferiores:

Tracto respiratorio superior

  1. La nariz funciona como el órgano primario por que el que pasa el aire. La nariz forma parte de la zona conductora por la que se purifica el aire para eliminar el polvo y partículas grandes, mantiene la temperatura correcta del aire y humedece el aire si está seco.

  2. La cavidad nasal es un área grande llena de aire ubicada detrás y por encima de la nariz en la parte media de la cara. Se encarga de acondicionar el aire para que pueda pasar hacia las demás zonas del tracto respiratorio.

  3. La faringe se encuentra justo detrás de la boca y la cavidad nasal. Sirve como paso de aire y tiene tres secciones: nasofaringe (área superior de la garganta justo detrás de la nariz), orofaringe (entre el paladar blando y el hueso hioides) y laringe (parte inferior). La faringe forma parte tanto del sistema digestivo como del respiratorio; también tiene una función importante en la vocalización.

  4. La epiglotis se encuentra en la base de la lengua: es una extensión del tejido conectivo del cartílago. Se encarga de cerrar la entrada de la laringe durante la deglución.

  5. La laringe, comúnmente llamada caja de la voz, es un órgano en el cuello que se involucra en la respiración y la producción de sonido. La laringe también protege a la tráquea del desplazamiento u obstrucción de alimentos, lo que puede ocasionar aspiración.

Tracto respiratorio inferior

  1. La tráquea es un órgano que conecta la laringe con los pulmones. Permite el paso del aire y está revestido con células que producen moco.

  2. Los pulmones son el órgano respiratorio esencial en los humanos y se encuentra a ambos lados del esternón en la cavidad torácica. Su función vital es transportar oxígeno al torrente sanguíneo y emitir dióxido de carbono del torrente sanguíneo al exterior.

  3. Los bronquios (derecho e izquierdo) son conductos tubulares fibrocartilaginosos del tracto respiratorio que transportan aire a los pulmones.

  4. Los bronquiolos son ramas bronquiales más pequeñas que transportan aire a los pulmones.

Mecánica Pulmonar de la Respiración

  1. La respiración es un proceso automático que consiste en el intercambio de gases con el medio externo y proviene del centro de control respiratorio ubicado en el bulbo raquídeo. La frecuencia respiratoria normal de un adulto oscila entre las 12-20 respiraciones por minuto.

  2. La respiración comienza cuando el aire se inhala por la nariz, luego pasa a través de la nasofaringe a la cavidad oral y después a través de la glotis. En este punto, el aire ingresa a la tráquea, a los bronquios derecho e izquierdo, y luego a los alvéolos donde se lleva a cabo el intercambio de gases.

  3. La ventilación es el intercambio de aire entre los pulmones y la atmósfera para que el oxígeno reemplace el dióxido de carbono en los alvéolos.

  4. El diafragma es empujado hacia abajo debido a la presión atmosférica (el aire fluye hacia un área de menor presión) hacia el abdomen causando que el diafragma se aplane y al mismo tiempo agrande la cavidad torácica. A medida que los músculos intercostales (situados entre las costillas) se contraen, la caja torácica se eleva, agrandando así la cavidad torácica. Al agrandarse la cavidad torácica se disminuye la presión del aire de los alvéolos haciendo que el aire del exterior se precipite en la nariz o la boca para igualar la presión.

  5. Al expirar o exhalar, el diafragma y los músculos intercostales se relajan. El diafragma retoma su forma de Cúpula (se mueve hacia arriba) mientras los músculos intercostales se relajan. La caja torácica luego vuelve a su posición original (se mueve hacia abajo y hacia adentro). Estas acciones aumentan la presión del aire en los alvéolos y expulsan el aire de los pulmones, a través de la tráquea y de la nariz o la boca.

  6. El control de la respiración, también conocido como control de la ventilación, se refiere a la mecánica física involucrada en el control de la ventilación fisiológica. El intercambio de gases controla la tasa de respiración ya que la función más importante de la respiración es el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. Por lo tanto, el control de la respiración se centra en el buen funcionamiento de los pulmonar.

Homeostasis e Intercambio de Gases

La homeostasis es un estado de ideal equilibrio en el que todos los sistemas del cuerpo funcionan y trabajan armoniosamente para satisfacer todas sus necesidades. En la respiración, la homeostasis está regulada por el intercambio de gases y el pH de la sangre. Es en los pulmones y los alvéolos donde tiene lugar el intercambio de gases, específicamente entre los alvéolos y los capilares sanguíneos pulmonares. El proceso llamado difusión es el intercambio de aire que resulta en un aumento de la concentración de oxígeno y una disminución de CO2.

La respiración externa, es el intercambio de gas entre el aire en los alvéolos y la sangre dentro de los capilares pulmonares. La respiración interna es el intercambio de gas a nivel celular.

Capacidad Pulmonar

La capacidad pulmonar se refiere al volumen de aire que se puede almacenar en los pulmones de una persona en un momento dado. La capacidad pulmonar total depende de la edad, la altura, el sexo y otros factores relacionados con la salud de la persona. Una prueba de función pulmonar le permite al médico ver si un individuo está dentro de un rango normal. Los hombres, en promedio, tienen una mayor capacidad pulmonar que las mujeres, y aquellos que viven en altitudes más altas tienen una mayor capacidad pulmonar que las personas que viven al nivel del mar debido a que el aire es menos denso en altitudes más altas. La capacidad pulmonar total se mide sumando el volumen corriente, el volumen de reserva espiratoria, el volumen de reserva inspiratoria y el volumen residual. Todos estos valores se miden con el uso de un espirómetro.

Problemas asociados con las vías respiratorias y la respiración

Las infecciones del tracto respiratorio pueden ser causadas por bacterias, hongos y más de 200 virus diferentes Estas infecciones se clasifican en infecciones del tracto respiratorio superior (ITRS) e infecciones del tracto respiratorio inferior (ITRI). Las ITRI tienden a ser más graves que las ITRS e incluyen infecciones como la neumonía, bronquitis e influenza.

Aquí hay algunos problemas relacionados con el tracto respiratorio y la respiración:

  1. Asma afecta el paso del aire hacia los pulmones, lo que causa dificultad para respirar. Estas vías aéreas son bastante sensibles y pueden inflamarse y obstruirse. Cuando los músculos se inflaman, se tensan y la condición empeora por la producción de moco excesivo. En consecuencia, se reduce el flujo de aire hacia y desde los pulmones.

  2. Dificultad para respirar, falta de aliento o disnea Todos se relacionan con la respiración, pero pueden ser multifactoriales. Se puede caracterizar por falta de aliento realizando actividades extenuantes o puede deberse a algunas condiciones ambientales como estar a gran altitud o en una temperatura muy cálida o fría. Si estas no son las causas, la dificultad para respirar puede deberse a algún problema médico.

  3. Neumonía es una infección pulmonar bacteriana, viral, fúngica o mixta. Suele presentarse fiebre, tos y dificultad para respirar. Puede durar de 2 a 3 semanas y tratarse ambulatoriamente en su domicilio con el consejo médico apropiado.

  4. Enfisema es una enfermedad crónica y prolongada de los pulmones que causa dificultad para respirar ocasionado por limitaciones en la inhalación y exhalación de aire. La etiología suele ser variada, pero fumar es la principal causa.

  5. Bronquitis Es una enfermedad respiratoria causada por la inflamación de la membrana mucosa en los conductos bronquiales de los pulmones. Debido al crecimiento y engrosamiento de la membrana irritada, las vías respiratorias en los pulmones se obstruyen. Esto resulta en tos, Expulsión de flema y falta de aire aliento. Viene en dos formas: aguda, que dura menos de 6 semanas, y crónica, que puede reaparecer con frecuencia en 2 años.

Para obtener más información sobre las infecciones del tracto respiratorio, consulte los enlaces a continuación:

Ultima revisión y actualización por el May 24, 2020

Es médica general y trabaja en un laboratorio de virología e inmunovirología, buscando la respuesta arboviral en modelos celulares.

¿Te resultó útil este artículo